rulururu

post Palabras vaciadas de contenido: terrorismo

Lunes, 26 de noviembre de 2007

Raul Sensato a eso de las 12:55 pm

una pancarta de la hostia

El término “violencia de género” es un anglicismo de traductores perezosos que pretende ilustrar lo que de toda la vida se ha llamado “crimen pasional”. Es admisible. Igual que no había manera de que nuestro expresidente del gobierno utilizara la palabra “guerra”, es comprensible que se quiera eliminar la pasión del crimen pasional. En la reciente película Hot Fuzz, se ve a un policía que dice que los encontronazos entre vehículos se llamaban “colisiones” y no “accidentes” porque la palabra accidente dejaba entrever que era “una intervención de la casualidad”. El caso de la colisión me gusta, porque redunda en la sinceridad y en el acotar el objetivo de la descripción. Quitar la pasión al crimen pasional es más mentiroso que la separación accidente/colisión, pero no es bochornoso.

¿Donde ponemos el límite? Lo sabemos cuando nos lo encontramos de bruces. Este domingo vi con absoluto asombro que el presentador de los informativos del canal televisivo telecinco, se refería al crimen pasional como “terrorismo machista”.

“Terrorismo machista”

No, en serio. No era un viandante con micrófono de encuesta. Era el presentador recitando un texto comparado y confirmado.

Me parece llamativo que los informativos de hoy, en el que están planteados dos terrorismos organizados y definidos -el antiespañol local y el antinorteamericano mundial- se vacíe de contenido la palabra terrorismo.

Ahora bien, si llamar terrorismo al crimen pasional tiene como objetivo el sobredimensionar su imagen pública, cabe preguntarse si es positivo o negativo desdimensionar el terrorismo de verdad, el que difunde el terror como herramienta de desestabilización, el que impone el miedo al desastre generado “al azar” (al azar, claro, desde la vista del hombre de la calle; aunque el ataque siga un plan predeterminado, como atacar un cuartel o disminuir el turismo, al ciudadano particular le afecta “porque pasaba por allí”)

Vaciar de contenido la palabra terrorismo, equivalerla a “delito frecuente”, colocarla a un paso de usarla para hablar de los accidentes de tráfico, y a dos pasos de la nada, me parece fascinante. Otra palabra más como “fascista” (que se usa para personas que no defienden las tesis del fascio) o “feminista” (como si hubiera un solo tipo de feminismo), lanzada al cubo de la basura que ocupan los términos difusos. Así todos estamos de acuerdo, porque al no significar nada, todos pensamos que tenemos la misma idea en la cabeza. Un desastre. Vivan los falsos acuerdos.

Ya hay 8 comentarios »

  1. “Violencia machista” o “violencia de género” son tags que el hembrismo (como la cara del machismo que se refleja en el espejo) ha impuesto, como otros imponían estrellas de David en la ropa. De aquí al “crimen inmigrante” o al “robo gitano” o al “gandul andaluz” no hay más que un paso. Yo me sigo quedando con “violencia doméstica”, que permite incluir, por ejemplo, los (contados, de acuerdo) casos en que hay una agresora, o los (más, muchos más) en que la víctima es un hombre – un hijo, por ejemplo.

    Llamarlo terrorismo no es quizá tan descabellado, si atendemos al efecto psicológico en la población, aunque falta desde luego una estrategia de terror: no se mata a una persona para aterrorizar, ni a ella ni a nadie, que es lo que busca un terrorista, y no hay (ni pruta falta que hace) un grupo de salvajes que se dedique a organizar estos crímenes.

    Aterra, pues, pero no es terrorismo.

    Abrazo.

    Comentario de cocoliso — noviembre 26, 2007 @ 6:18 pm

  2. La cuestión bonita a plantear es, ¿por qué para un profesional de la información no es importante la diferencia? ¿Es un reflejo de que se agita como forma de miedo social? ¿Cómo es posible, si nos repiten que en el pasado el maltrato ha sido mayor, que los tiempos modernos han sonformado una mejora?

    ¿Cómo pueden vender una mejora como un camino al desastre?

    Comentario de Raul Sensato — noviembre 26, 2007 @ 8:18 pm

  3. Sin embargo, no todos estos asesinatos son crímenes pasionales (algunos son fríos y calculados), y, además, el término “violencia machista” tiene unas connotaciones añadidas (como el hecho de que tenga unas raices que van más allá del hecho de que el asesino sea un pirado, y que se buscan en la desigualdad entre hombres y mujeres de la sociedad y la persistencia de un pensamiento machista y discriminatorio).

    En total desacuerdo con la primera parte del comentario de cocoliso, pero no me apetece entrar en estas discusiones. Ya se ha hablado mucho sobre esto, no parece que se llegue a ningún sitio y me cansa y me deprime a partes iguales.

    Comentario de marmota — noviembre 26, 2007 @ 8:36 pm

  4. “Crimen pasional” lo veo algo anacrónico. Además, en nuestra cultura de coplas, tangos y películas de Fassbinder lo de “pasional” suena a paliativo.

    La violencia de un hombre hacia una mujer no es solo “la persistencia de un pensamiento machista y discriminatorio”, que lo es. Pero la cosa va más allá, es más global, es ante todo la persistencia de la ley del más fuerte.

    Si en una pareja de hombres homosexuales uno agrede al otro, ¿como lo llamamos? ¿”Violencia machista”? ¿”Violencia homófoba”?

    Si se trata de no discriminar con el lenguaje, tal vez “violencia doméstica” sea más consecuente.

    No es escurrir el bulto, el machismo existe, y por tanto la “violencia machista” existe. Pero ese es un nombre que yo usaría para situaciones menos obvias, y más claramente ideologizadas.

    Comentario de Prisamata — noviembre 27, 2007 @ 12:25 am

  5. que me enervo.
    raúl, si le echas un vistazo al diccionario de la rae verás que en su primera acepción, ‘terrorismo’ significa “dominación por el terror”. me parece una buena manera de definir el mecanismo que produce la “violencia machista”, aunque se deja muchos matices en el tintero, pues la dominación no es siempre exactamente por el terror, sino también por otros mecanismos psicológicos más sutiles.
    hoy en el trabajo comentaba, precisamente, el hecho de que se empiece a decir “violencia machista” y no “de género”, precisamente en el telediario (por cierto que en antena 3 siguen diciendo violencia de género, y daban la cifra de mujeres asesinadas más baja de todas, curioso). y no lo comentaba con mujeres, sino con dos hombres, que me han hecho caer en la cuenta de una diferencia sobre la que yo no había reflexionado. violencia de género, como bien dices, no significa nada en castellano, aunque se haya aceptado en su significado del inglés. por eso, no es ni más ni menos que un eufemismo, una palabra vacía de contenido. empezar a llamarla machista es sin duda un paso adelante.
    no entraré en la disquisición de que también hay hombres maltratados por sus mujeres (también hay hombres víctimas de la “violencia de género”: los que se interponen en una agresión y acaban pagando con su vida: ya ha habido varios este año, pero esos tampoco cuentan para antena 3). porque evidentemente la situación que constituye un gravísimo problema social es la violencia que sufren las mujeres fruto del machismo.
    por último, no tiene sentido llamarla violencia doméstica: muchos agresores no conviven con su víctima, son ex-parejas, o tienen orden de alejamiento. ‘doméstica’ también es una palabra que parece quitarle hierro al problema. todo lo contrario que machismo, que suena tan mal como lo que significa.
    perdón por el rollo, pero es que me he enervado con el comentario que, espero que no te ofendas, es toda una muestra de machismo.
    🙂
    un besito

    Comentario de elvira enervada — noviembre 27, 2007 @ 2:38 am

  6. bueno, una vez desahogada, y releyendo el artículo parece que lo único que criticas es el uso de la palabra terrorismo. en eso podríamos estar de acuerdo. ¿te molesta igualmente la expresión “terrorismo ecológico” o tantas otras que no se refieren a gente que pone bombas, lanza piedras o amenaza con ántrax?
    lo pregunto sin acritud, lo juro. me produce curiosidad por qué cargar tanto las tintas en algo tan políticamente incorrecto.
    otro besito

    Comentario de elvira relajada — noviembre 27, 2007 @ 2:51 am

  7. elviraenervada: sin ánimo de enervar más, ¿por qué machismo?

    Comentario de cocoliso — noviembre 27, 2007 @ 8:27 am

  8. Ya saben: yo soy de la opinión de que cada palabra significa un matiz. Rugoso y Aspero, Barril y Tonel, Rojo y Magenta: aunque solo sea un matiz para profesionales. Y si hay palabras en mucho uso, a crear mas, para no repetir siempre la misma: a meter sinónimos. Pero la reducción me puede. Y el reduccionismo ni les cuento.

    Comentario de Raul Sensato — noviembre 27, 2007 @ 1:30 pm

  9. RSS suscripcion a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

    Deja tu comentario

    Debes identificarte para comentar.

ruldrurd
Blog programado en WordPress. Se distribuye según licencia ColorIuris amarilla.
El diseño está basado en una plantilla de Laurentiu Piron
Suscríbete a este blog (RSS) o Suscríbete a los comentarios (RSS)