rulururu

post El spam se merece (¿quien lo iba a decir?)

Viernes, 31 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 1:29 pm

internautas expertos

La leyenda urbana del spam es una cosa así. En una esquina del mundo tenemos a un grupo de desalmados que envían mensajes como anzuelo para navegadores incautos. En el otro extremo, tenemos al cibernauta novato, que teclea con dos dedos, que pasa segundos con el ratón encima del icono antes de pulsar y que cada acción que realiza va seguida de un aspaviento que se entiende como un “a ver si he roto el ordenador (por abrir una carpeta)”.

Esta leyenda urbana del señor que entrega sus datos bancarios respondiendo a una carta traducida por robots -en la que hay tantas faltas de ortografía como palabras en inglés original- siempre retrata a ese usuario miedoso y lento, que cuando el ordenador le dice aceptar él acepta, y cuando el ordenador le dice obedece este mensaje el tipo va y obedece.

Por lo que se ve, esta imagen es tan ajustada a la realidad como esos anuncios que nos laceran al entrar en el cine, en los que las personas que descargan películas llevan capucha dentro de casa, miran a los lados al pulsar los vínculos y tienen la habitación iluminada en penumbra como los laboratorios de terror de los cuarenta. Ni los usuarios de emule tropiezan con sus zapatos al caminar por su habitación, ni las personas que rentabilizan los spam son usuarios novatos y timoratos.

De esto me he dado cuenta al hilo del concurso 20minutos, que efectivamente está logrando su objetivo de ser un fiel reflejo de la internet española, lo cual es a la vez admirable y revelador.

Efectivamente: el blog que encabezaba las clasificaciones es un rincón que copiapega textos de páginas ajenas sin referencia ninguna al origen (ha sido tristemente retirado por su práctica, por denuncias de otros concursantes, pero no debemos olvidar que era, con mucho, el más votado), y -sobre todo- están subiendo con constancia los rincones que piden el voto en las webs ajenas y en las cuentas de correo. (Una de las prácticas favoritas, por lo que parece, es invitar al compadreo enviando mails proponiendo oscuros intercambios de votos, probablemente con capucha puesta y habitación a oscuras. Al menos, yo he recibido unos cuantos de esos).

Aquí lo importante es hacer notar que los usuarios del concurso de 20minutos no son ese usuario de internet que tiembla antes de cada click. Todos los que tienen voto 1) han sabido crear y mantener un blog -o similar- 2) han seguido unas nada breves instrucciones para registrarse y 3) para todo ello han demostrado una seria soltura con su navegador y su programa de correo, un severo callo de currito de internauta.

Y sin embargo, y les remito a los foros del concurso, los votos de los internautas -que tienen muy claros sus votos en dos categorías concretas y les da igual a quién apoyar en, no sé, mejor blog expatriado) están premiando, con esa dejadez poco responsable de cliente de spam, las peticiones que reciben atacando sus esquinas y sus buzones. Están obedeciendo, es decir rentabilizando, es decir justificando, los mensajes de spam que reciben.

Los propios internautas “expertos” españoles generan spam, y los propios internautas “expertos” españoles los obedecen.

Así que la próxima vez que lean un rincón burlándose de los que rellenan datos en las direcciones bancarias .ru, o quejándose de que su buzón se satura de química para la dilatación eréctil, no se engañen. Los usuarios españoles de internet queremos spam. Nos parece una cosa estupenda. Tanto, que lo generamos y lo apoyamos nosotros mismos.

Ejemplificando el spam.

post España negra digital

Jueves, 30 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 8:30 am

Matador, del juego Shin Megami Tensei

Este Matador tenía dos golpes mortales: “Red Capote” y “Golpe Andalucía”.

Se podría tildar de hilarante lo que nos ha hecho EA Games en el juego de Harry Potter donde se recrean los famosos partidos de Quidditch. Aunque cada selección presenta estereotipos los españoles, ¡cómo no! somos los que salimos peor parados:

Los jugadores no tienen trajes de magos, van vestidos de toreros.
– No disponemos de un estadio corriente, jugamos en la plaza de toros.
– Por si no fuera suficiente, los jugadores españoles no saben hablar, sólo gritan.

Aquí tienen el listado de personajes españoles en los videojuegos que ha confeccionado Pixfans: primera parte y segunda parte.

Noten que hay muchos vestidos de toreros y muy pocos vestidos de falleros. La españa negra digital tiene pocas navajas y muchos estoques.

De Fruno en el focoforo.

Clasificado como: celtiberismo,lo_digital

post To er mundo e güeno: vampirismo

Miércoles, 29 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 7:51 am

Visto aquí.

Clasificado como: con_video,tv

post Homo Sampler, de Eloy Fernandez Porta

Lunes, 27 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 12:44 am

esta portada la he hecho yo con el photoshop: se parece pero no es la misma

Ed. Anagrama. 371 págs. 19,50 €
A la venta a partir del 6 de noviembre.

Casi nada. He mirado en Google y por lo que parece esta va a ser la primera reseña sobre “Homo Sampler: Tiempo y consumo en la Era Afterpop“, el nuevo y reluciente libro de Eloy Fernandez Porta. Es un privilegio. Ya saben de mi fascinación por su anterior libro, Afterpop, que ha aparecido con frecuencia en este blog. No es impedimento para decir, desde el primer párrafo, que el libro de Eloy es extraordinario.

Comentar un libro y destripar su contenido son dos cosas al parecer paralelas en los textos de Ensayo. Por ejemplo, entre mis amigos bromeamos diciendo que los libros “populares” de Gustavo Bueno, se leen mirando el índice: es un listado de las opciones que va descartando hasta decantarse por la que aparece en el último epígrafe. Afortunadamente, en el caso de Homo Sampler, se puede hacer a la inversa. Se pueden plantear las preguntas que resuelve, y dejar intuir el enorme armazón explicativo que las revela. Y son preguntas que, con frecuencia, han aparecido, no ya en este blog, sino en los rincones en que se comenta cultura popular. Por ejemplo:

– ¿Por qué el epígrafe cultura basura se aplica a las revistas y las películas, pero nunca al teatro, los textos ensayistas o las editoriales literarias?

– ¿Por qué los programas del corazón y los presentadores de Reality Shows nos parecen -abiertamente, notablemente- fachas?

– ¿Cómo dinamitar la creencia pacata de que “la tecnología nos está creando un falso tiempo acelerado”? ¿Por qué mantenemos la figura del artista resistente al tiempo?

– ¿Cómo es que la publicidad actual está tan centrada en los eslóganes ecologistas, en los discursos anticapitalistas underground (con frases tomadas de epítomes de la cultura combativa) y en los ecos de lo atávico (“vuelve a la naturaleza”)?

– ¿Por qué estamos habituados a reflexiones del estilo “en mis tiempos, sí había pop de verdad; el de ahora -esta subescena pop salpimentada con soflamas de resistencia política y delirios de alternativa comercial- es casi peor que el pop para las masas“?

El centro de Homo Sampler es el tiempo. El tiempo como elemento consciente y subconsciente en la creación y en el consumo (incluyendo, cuando vamos a comprar el diario, o un reloj). Y sobre él, F.Porta construye dos conceptos cuya utilidad sabremos en el futuro. El primero es el concepto de “Tiempo(vean abajo la nota *) en oposición al tiempo real (esa cosa que va a segundo por segundo). El segundo es el concepto de “Ur-Pop“, que va intrínsecamente ligado al primero, pero que es el que antes se presenta en la obra.

El Ur-pop es el levantamiento de acta de la emergencia inesperada de figuras, valores o emociones primitivos en un espacio ultramoderno. Como en la imagen de la portada, en la que un menú de fastfood forma parte de una talla precolombina que retrata un pasado que nunca existió. El Ur-pop (y aquí pongo tres ejemplos que NO salen en el libro) se reflejaría en las fotos porno realizadas en punto de cruz en la exposición de Mauro Entrialgo (el trabajo manual, pretecnológico, da credibilidad a la obra), en la fijación que tiene Boing Boing (el blog de más éxito mundial) por los tricotados con motivos contemporáneos, y -tirando del hilo hasta el final- en los nacionalismos/regionalismos de montaña y boy-scout con rastas, que reclaman, como esas tallas del macdonalds, un pasado reescrito y, por tanto, sugerente.

El Tiempo(insisto: vean nota *) es la concepción espectacularizada del tiempo real. Como enuncia F.Porta cuando introduce ese Homo Sampler que titula el libro, el tiempo real (el de a segundo por segundo) nos viene elaborado y mezclado de fábrica. Y lo que hacemos con él es samplearlo. Crear momentos de más intensidad que otros (en realidad, una pura pugna por conseguir el momento de más intensidad, momento tras momento [**]) y después, a posteriori, justificar una continuidad.

El libro se remata con un último tercio dedicado a la cultura basura, que toma el discurso donde lo dejaron la exposición Cultura Basura de Jordi Costa y la sección Planeta Enfermo de Manuel Valencia, y lo lleva a donde los analistas culturales -como el eslogan de Star Trek- no se atreven a acercarse.

La maestría de Fernández Porta no consiste en depurar las preguntas correctas, sino en retratar que esas corrientes existen, simultáneamente, en todos los estratos de la comunicación cultural. Saca ejemplos de todos los ámbitos: las películas, los tebeos, la literatura, la fotografía, la televisión, las artes plásticas… y teje con todos un tapiz que muestra a la luz el dibujo subyaciente. Da la impresión de que F.Porta es un erudito en todo, por la simple razón de que nadie practica una reflexión tan audaz, tan actual, tan profunda y tan diversa de lo que es -en todos los sentidos culturales de la palabra- el ahora.

Tienen que entender mi asombro. Yo tengo mucho pudor antes de hablar de Mr. Brain, la colección de fanzines que publicaba el hoy luego director de El Jueves Manel Fontdevila. Pienso que no hay tantas copias y que comentar la pasión de Fontdevila por las claves del humor (como su análisis del chiste Miss Tetas) es una arrogancia de coleccionista (“¡ustedes fueron unos despistados: deberían tenerlo en su estantería!”). F.Porta hace justo lo contrario. No sólo abunda en Mr Brain, y en fotografías premiadas y en ferias de arte de vanguardia de público escaso. Lo toma todo y hace un enorme collage anatómico en el que te presenta cada singularidad como partes de un todo. Del mismo todo que te hace plantearte las preguntas ante la tele o en el cine o leyendo un periódico, porque allí ese todo también asoma (y los caza).

La mayor virtud de Porta es sin duda que, con todo lo profundo del texto, logra arrancarte permanentemente carcajadas. Te hace una reducción al absurdo de ti mismo. Te retrata en tus tics y en tus maneras y en la forma que tienes de relacionarte con lo que te rodea. Y lo hace alternando lo sesudo con lo hilarante, con su pasión por los términos híbridos, y las denominaciones con® marcas© -qué tan bien usa la blogosfera entendida y que tanto le debe al gran Mike Ibáñez-. Lo mejor de Homo Sampler es que hay tramos que se pueden recitar en voz alta, y -lo he comprobado- obtienen  la admiración del respetable tanto por la forma como por el contenido. Porque forman y porque divierten.

¿Es todo bueno en Homo Sampler? No; todo tiene un pero. En España, las cosas que hacen gracia siempre son tildadas de superficiales, cuando no directamente de vacías. Así que Fernandez Porta arranca el tomo con una introducción densa, tirando a difícil, que es un manifiesto que en esencia dice “todo lo que viene detrás va en serio“. Esas primeras veinticinco páginas pueden hacer desistir a los lectores accidentales, pero ustedes ya están sobre aviso. Cuando después de la lectura de los textos mayores acudan a esa entradilla, todos los conceptos presentados les serán mucho menos arduos.

Por otro lado, el desarrollo del Ur-pop que realiza Fernández Porta (y que ocupa un tercio del libro, poca broma) lleva en ocasiones a la confusión. El autor alterna a lo largo del texto la perspectiva cínica (“lo que hacen los demás”) y la perspectiva estoica (“esto nos pasa a todos”), y esos cambios nos hacen dudar si es un síntoma para el que hay salida, o es un “cambio atmosférico” de la época cultural (Ortega y Gasset lo llamaría una vigencia). Ese cambio de lente en el discurso puede impedir que cuaje el término Ur-Pop con la fuerza con el que cuajó su término Afterpop.

Con todo, Homo Sampler supera a Afterpop. Es mejor libro. Hay más porcentaje de material interesante para el hombre de la calle y para el comentarista inquieto. Y tiene dos partes (la del Tiempo™ y la del TrashDeLuxe, casi doscientas páginas) que son para enmarcar.

En serio. Un libro para quitarse el sombrero. De lectura obligatoria.

__________

(*) En realidad, F. Porta llama RealTime al tiempo “civilizado falso/remezclado”, y Tiempo™ al tiempo de reloj. Me parece que la forma intuitiva de llamarlos es, precisamente, a la inversa. ¿Por qué oso a darles la vuelta para este comentario? Porque el tiempo “civilizado / distinto del real” es consensuado por los grandes intereses (esa sensación de que el tiempo se acelera, esa necesidad de tener noticias constantes aunque no sean suficientemente importantes como para cambiar la web del periódico) y, porque es sampleado, de ahí lo de Homo Sampler, lo cual le da un extra de idea humana registrable. La partícula “™” condensa todo eso de un vistazo. Como ésta es una revisión telegráfica, prefiero los grosso-modo visuales. Al fin y al cabo, lo importante es transmitir la idea que enuncia y desarrolla don Eloy.

[**] En un fingido crescendo hacia un supuesto momento máximo que nunca sucede. Como decía Althusser: “la hora solitaria de la ‘ultima instancia’ no llega nunca

 

Recuerden. Lo vieron primero aquí.

post Manualidades de Fin de Semana

Sábado, 25 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 1:29 pm

cabezas cuadradas

Todos estos, y muchos más, listos para descargar, recortar y pegar en Cubecraft.

El cubismo bien entendido empieza por uno mismo. O, como cantaba la tele, con estas manitas.

Lo vio Manuel Bartual en su fluzorama

Clasificado como: consumo,estética

post Un buen día

Jueves, 23 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 3:10 pm

un buen día, muera o no el comediante

Al despertar, he visto sobre la mesilla mi copia de un libro que llevaba meses esperando y que me han entregado en primicia, semanas antes de que llegue a las librerías.

Tras un rato de lectura, he desayunado, me he puesto a mis labores, y en una pausa he leído a Fran Nixon dedicar en su blog una entrada a Reflexiones de Repronto.

[Supongo que recuerdan que hemos hablado de temas de Fran Nixon: de su grupo La Costa Brava, y en particular de sus obras mayores de lo que llamamos la nueva canción social: “El cumpleaños de Ronaldo” y “Adoro a las pijas de mi ciudad”. Lo hicimos aquí.]

Y hace un rato he quedado con Absence y con Alvy Singer (toma salto generacional) para acudir a la conferencia de Jordi Costa y Rodrigo Fresán sobre J.G.Ballard, celebrando la exposición comisariada por el primero (¿recuerdan?). Los datos sobre la conferencia son estos.

¿Qué quieren que les diga? Tantas cosas que te hacen ilusión no suelen coincidir en el tiempo. No todos los días son, ni de lejos, como éste.

 

Supongo que lo suyo sería rematar esta entrada
dirigiéndoles a la canción “un buen día” de Los Planetas

…pero realmente la banda sonora la pone Nixon
con este tema que tarareé insistentemente
durante las vacaciones: Nadia.

Clasificado como: apuntes_al_natural

post Vuelve Europa, de Sr. Serrano

Miércoles, 22 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 9:58 am

Europa, del Sr. Serrano

Soy un fan irredento de Alex Serrano, alias Sr. Serrano. Pero fan, fan. De un tiempo a esta parte, nada me gusta tanto en teatro. Pone en escena danza y videoarte y teatro de vanguardia; y de pronto desmonta todo eso en un instante, y estás partiéndote de la risa mientras le da la vuelta al discurso.

Una de las obras que más disfruté fue Europa, que ahora vuelve a Barcelona, al Tantarantana. Y por supuesto que volveré a verla.

Ustedes pueden ver la obra cómodamente en Youtube pulsando aquí.

Pero si pueden acudir al teatro verán que la diferencia es notable. Está pensado para escena y se disfruta en escena.

No me resisto a ponerles uno de mis momentos favoritos, en el que tras una transición de teatro moderno, una actriz rompe la cuarta pared (la del público) y la quinta pared (la de la ficción) y dice cuatro verdades. La intervención (que arranca en el minuto ocho) continúa en el siguiente youtube, pero servirá para que se hagan una idea. El timing para que esta intervención tenga todo su efecto, es soberbio.

Viva Sr. Serrano y Viva Europa. Ahí estaré de nuevo, disfrutándolo en la butaca.

Insisto: entera, desde el principio, aquí.

Clasificado como: con_video,escena,estética

post En qué consiste el post-posmodernismo

Martes, 21 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 8:14 am

El paisaje mental de su majestad Alan Moore

“Los alquimistas tenían dos componentes en su filosofía: Solve et Coagula. Solve era el equivalente del análisis: era separar las cosas para ver cómo funcionaban. Coagula era básicamente síntesis: consistía en intentar volver a reunir las piezas separadas, para que funcionaran de una forma más eficiente. Estos son dos principios muy importantes, que se aplican a prácticamente cualquier obra cultural.

Por ejemplo, recientemente ha habido una ola de posmodernismo, de deconstruccionismo. Esto es Solve.

Tal vez es hora de que en las artes haya un poco más de Coagula.

Ahora que lo hemos deconstruido todo, realmente deberíamos empezar a pensar cómo volver a juntarlo todo.

Alan Moore, en el documental
The mindscape of Alan Moore

(Aquí lo tienen entero, con cómodos subtítulos en inglés original)

post Droga para las máquinas

Lunes, 20 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 8:02 am

spider jerusalem descubre la adicción de las máquinas

Todo viene de esta noticia. En realidad, la vi en la tele, con imágenes de las cámaras de seguridad, mostrando a los protagonistas llevándolo a cabo. Había algo de irreal en las imágenes. Porque lo que estaban haciendo era puramente futuro.

Hay una cuestión básica con las máquinas: no hay forma de hacerles cambiar de idea. Sin entrar en temas de inteligencia artificial, ni nada. Las máquinas están para lo que están. Y para cambiarlas hay que ponerse manos a la obra y modificarlas concienzudamente. La ficción ha pensado en el espíritu de las máquinas, hasta el extremo de soñar artefactos que no solo deciden, sino que pueden ser convencidos.

El seminal primer número del tebeo Transmetropolitan muestra un momento en el que el protagonista Spider Jerusalem descubre que los electrodomésticos de su casa son adictos a las drogas. Es un momento importante, que nos detalla el futuro en el que se desarrolla la historia. Más allá de la conciencia y del raciocinio está la adicción, porque es el extremo de la consciencia del propio cuerpo. Las drogas para las máquinas son una pura entelequia, claro, porque incluyen todos esos conceptos, que a fecha de hoy son inalcanzables.

Y de pronto te encuentras con esto: un grupo de señores -los redactores de la noticia insisten en que nos fijemos en su etnia- que, circundando todo lo anterior, inventan la droga para máquinas.

Entendámonos: el cortocircuito para que la máquina tragaperras dé MÁS dinero del que debe es una maravilla de la ingeniería. No es ese trastabillar para parar el funcionamiento. No es el sabotaje que ralentiza el rendimiento. Es como en las pelis, cuando ponen la cinta de casete que hace que el satélite haga lo que quieren los aliados, como ese virus que en independence day Will Smith instalaba con un disquete, porque las disqueteras de tres y medio son el estándar intergaláctico de la informática.

El ácido que droga a las máquinas en tu beneficio es ingeniería inversa de ciencia ficción. Es vitaminar una aparato para que vaya más allá de sus funciones y haga lo que deseas. Spider Jerusalem miraría el bote de ácido camuflado en paquete de tabaco, se ajustaría las gafas, y sonreiría mientras ajusta su disruptor de intestinos: “El futuro está viniendo y os vais a cagar“.

(Por si no han leido ese primer capítulo de Transmetropolitan,  la editorial DC lo regala aquí en inglés, y aquí lo tienen disponible aquí traducido al español)

post Reprontobombing

Jueves, 16 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 8:13 am

Actualizado

Bambino cogió su impresora y se dedicó al reprontobombing por Zaragoza. Si pulsan en la imagen, verán el vistoso vecino que tenía este adhesivo en particular:

reprontobombing

Ahora el link sí funciona.

Por cierto, el estreno de Repronto se saldó con más de mil visitas y setecientas reproducciones. (Más un chaval que me paró y me preguntó si yo era el de Reflexiones de Repronto, que también tuvo su gracia).Y  un total de cuatro votos -no todo iba a tener tantas cifras-. Gracias a todos.

Clasificado como: ciudades,contestatarios,repronto

Entradas mas antiguas »

ruldrurd
Blog programado en WordPress. Se distribuye según licencia ColorIuris amarilla.
El diseño está basado en una plantilla de Laurentiu Piron
Suscríbete a este blog (RSS) o Suscríbete a los comentarios (RSS)