rulururu

post Vórtices urbanos en el Culturas

Miércoles, 27 de julio de 2011

Raul Sensato a eso de las 10:44 am

En el ejemplar de hoy del suplemento Culturas de La Vanguardia, publico un texto sobre el libro Noches de BV80, relato del bar nuclear que aglutinó todas las tribus urbanas y toda la cultura no oficial en la zaragoza de los primeros ochenta. Ya hablé del texto en este rincón.

El artículo incluye una foto inédita (que a estas alturas, tiene valor doble) con un Enrique Bunbury adolescente, ensayando con una de sus bandas primigenias. Esta:

entropico400.jpg

El crédito completo:

El grupo Proceso Entrópico ensayando en el campo
tres meses antes de la I Muestra de Pop Rock y Otros Rollos 1984.
De izquierda a derecha:
Rafael Ortiz de Landázuri, Javier Kühnel (a la batería),
Jorge Bescós y Quique Ortiz de Landázuri.
Foto perteneciente a la colección Valtueña-Lanuza.
Cedida por Javier Kühnel.

post Noches de BV-80

Martes, 7 de septiembre de 2010

Raul Sensato a eso de las 5:36 pm

Noches de BV80

Ustedes ya saben de mi pasión por lo celtibérico, por lo de aquí. Es un interés que me han construido por oposición: lo español es sistemáticamente despreciado (y en consecuencia ignorado) por los propios españoles. El dibujo que nos hacen (nos hacemos) los medios es muy representativo: si hay un informe de varias páginas sobre twitter o facebook, se centra en usuarios extranjeros. Los españoles no salen por ningún lado. Igualmente, no hay retratos de la calle. Rtve emitía recientemente una crónica de la transición en la que todo el mundo estaba de acuerdo y las vías principales eran las vías únicas. La calle española es un problema, un silencio. No pasa nada. Circulen. Esto ha sido así, y sigue así.

En consecuencia, he disfrutado con la lectura de Noches de BV-80, de Valtueña. Un tochaco de mil y pico páginas que narra la Zaragoza subterránea, la del teatro improvisado y los grupos de rock incipientes y los chavales de sexo, drogas y volumen alto. Lo hace desde la barra de un bar del que se sale para ir de putas, ser atracado a punta de navaja y comprar discos, que empezaban a aparecer las tiendas. Si fuera Nueva York, estarían todos babeando. Pero habla de aquí, les explica a ustedes. Le da marco al contexto en el que estamos, que creemos que ha caído del cielo.

El privilegio del BV80 es que fue un vórtice. Mientras en otras ciudades los punks iban por su lado y los jevis por su otro y los pintores por allá y los poetas por el suyo, en Zaragoza entre 1981 y 1983 todos pasaban por ese lugar, porque no había otro. Allí tenías performances y guitarreros y recitados y cante jondo, con los consiguientes conflictos entre tipologías de público, porque les recuerdo que en los ochenta las diferencias de tribu se resolvían a palos. La historia del BV-80 puede ser la historia canon de la Transición subterránea porque no separa ni encapsula: están todos en el mismo lugar, los conflictos y las relaciones están a la vista. El bar, ese bar, es el modelo a escala de todas las calles en la máxima efervescencia.

Mil páginas dan para mucho, y por ahí verán a mucha gente que les sonará. Aparece Sabina, y Krahe, y Loquillo, y Miguel Ríos, y Manolo García, todos como actores secundarios, como cameos insignificantes, en una historia que tiene el centro en otro lado, en ese lugar que nunca aparece en los documentales. Que explica lo que luego, en los estudios, se reconstruye teorizando.

La cultura de la ciudad se propaga en los bares, y se revela donde solo había uno. Allí tocó por primera vez un quinceañero colegial que sería Enrique Bunbury, allí pululaba el malogrado Mauricio Aznar, hacía la suya La Polla Records. Allí meaba a la concurrencia Dionisio Sánchez, epataba el Grifo invadiendo de Guardia Civiles. Allí pasaba todo, en un imprevisto diario, que es el ideal de la vida urbana fuera de programa.

Así que ahí les dirijo, a ese Juan Valdivia que no se atrevía a tocar, a ese Félix Romeo que mareaba con su tumulto de tertulianos, a ese Alfredo Saez que entró en la espiral que desembocó en el Butoh y el Premio Nacional, a esos estudiantes de medicina que se iban de marcha armados con navaja, a los gitanos que asaltaban la caja empuñando recortada, a los quinquis (“payos agitanados”, los define) que lo mismo eran el mal que eran lo peor.  Querrán entrar buscando nombres, que es lo que tienen ustedes por costumbre, y encontrarán la locura coral, metropolitana, donde se cruzaban los delincuentes y los políticos y los estetas. Donde todos son tan protagonistas como secundarios.

Procuraré presentarles algunos extractos en este rincón, como este tomado de la pág 210:

En el 68, Alfonso pertenecía a Los Cheyenes, primera tribu urbana de Zaragoza, más broncas que The Warriors. Fueron detenidos en su guarida durante un guateque (donde cobraban entrada) el cabecilla, diecisiete de sus rockeros y veintidós “tontitas” de entre catorce y diecinueve años, hijas de la alta burguesía.
Lo que más llamó la atención fue descubrir el sistema de sorteo empleado para ver cuál se tiraba cada quien. Las nenas, gustosas, se quitaban las braguitas nada más entrar, metiéndolas en un cesto. Sólo era cuestión de cerrar los ojos y escarbar.

Eso era en los sesenta. En los ochenta llegó la locura. Esa es la historia que polariza el BV-80.

Lo publica Libros del Innombrable.

el cartel icónico del bv80

Bola extra: el blog sobre el BV-80.

post Mondo Brutto 40

Martes, 14 de abril de 2009

Raul Sensato a eso de las 1:38 pm

Mondo Brutto 40

Ya tienen en tiendas el número 40 de la revista Mondo Brutto, que es un referente de la cultura española.

Contiene la segunda (y última) parte de mi artículo sobre los Héroes del Silencio -que tambien está disponible como libro digital-, y hago un breve cameo en el artículo de Grace Morales acerca de las zapatillas.

6 euritos. Pregunten en su tienda inquieta más cercana. Ustedes lo merecen.

Bola extra: la revista incluye una entrevista con los hermanos Pizarro, responsables del programa de RNE3 “Melodías Pizarras“,que el blog Interior Noche les sigue ofreciendo semana tras semana.

post Entre dos chundas

Miércoles, 10 de diciembre de 2008

Raul Sensato a eso de las 8:18 am

El convencimiento de que todo es convertible en chundachunda lleva a engendros como este:

No sé cuál es la dosis para que la canción se convierta en aceptable, pero creo que de dos rulas no baja.

Los perpetradores son alemanes,
y tienen su myspace aquí.

post El texto cortado de Héroes del Silencio en Mondo Brutto 39

Sábado, 7 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 10:19 am

El artículo de Héroes del Silencio de Mondo Brutto 39
está visiblemente cortado (pag.114). Evidentemente, el error es suyo, no mío.

Si quieren leerlo completo, está disponible para descarga en
http://www.minchinela.com/libros/

Porque ese texto es el libro que llevan viendo, en la columna de la derecha, desde octubre.

Así que ahí lo tienen.

Y ahí si que está tal y como debe estar.

no lo miraron mucho, no

Actualización: Se ha publicado la segunda (y última) parte en el Mondo Brutto número 40.

post El sentimiento de inferioridad español

Jueves, 27 de marzo de 2008

Raul Sensato a eso de las 5:56 pm

El proverbial sentimiento de inferioridad de los españoles, condensado en un solo minuto, y en una sola señora.

El momento empieza en el 2:35.

“La mayoría de mis familiares son españoles”, dice. Qué campeón.

post Heroes del silencio de plástico

Miércoles, 12 de marzo de 2008

Raul Sensato a eso de las 8:14 am

Se celebra en Zaragoza una exposición de Playmobil (en mis tiempos, Famobil) con cinco mil piezas y dioramas. Está ubicada en una carpa en la Plaza del Pilar.

La instalación más pintoresca es esta:

Heroes del Silencio en Playmobil

Pulsen para ampliar

Una reconstrucción del concierto de retorno de los Héroes del Silencio.

Los peinados de plástico los encuentro fascinantes. El detallito del click con la banda en la cabeza, en cuya camiseta se puede leer “heavy metal”, es resultón. Pero lo enternecedor es la presencia de los seguratas: son el perfecto negativo de lo infantil y de lo lúdico, pero el confeccionador no ha tenido ánimo para quitarlos.

un soplo de papá Bambino,
de esta noticia

post Heroes del Silencio – un fenómeno contado en primera persona – nuevo libro

Jueves, 22 de noviembre de 2007

Raul Sensato a eso de las 2:02 am

Heroes del Silencio - un fenómeno contado en primera persona- nuevo libro

 

Parece que ya les estoy oyendo. ¿Cómo es que Raúl Sensato ha escrito un libro sobre Héroes del Silencio? Si no es particularmente fan de la banda, ni habla con frecuencia de su música, ¿a qué viene este interés? Probablemente pensarán que es una forma de hacer caja aprovechando el tirón de su regreso. No es cierto. O no del todo, porque este texto ha sido motivado por el regreso del grupo; nació exactamente allí. Es consecuencia de ese tirón. Y ójala el tirón sirva para prodigar el mensaje que pretendo transmitir.

Ustedes me han visto en Reflexiones de Repronto condensar tesis en cinco minutos. Para explicar ésta, necesito tres horas de su atención. Entenderán que es una idea relevante y compleja.

Si quieren el enunciado en hipertelegráfico, vean esta cita de Raoul Vaneigem, que aparece en el último libro de Kiko Amat: “No deseo una secuencia de instantes, sino un gran momento.”

El fenómeno de los héroes, que es algo que está más allá de su discografía y sus conciertos y sus canciones y sus entrevistas, ha sido ese “gran momento” que apunta Vaneigem, pero no para la música en concreto, sino para la cultura popular urbana española. Y explicarlo requiere tiempo. Y dedicación.

En ello he estado esta temporada que han visto que el blog ha bajado el pistón (aunque compensado por las apariciones del Doctor Repronto), tecleando y tecleando y borrando hasta eliminar todo lo que no era esencial para la tesis.

Este no es un libro de música estándar. Ni lista todas las canciones de cada disco, ni aborda los significados de cada letra de canción, ni narra qué hacía la banda en tal o cual grabación. Es un libro distinto, sin morralla, sin paja, en el que todo lo que hay redunda específicamente en la tesis que presentamos. En cierta medida, es un libro dirigido a los que no son seguidores de la banda. No para convencerles de que deberían gustarles -que es un objetivo infame- sino para que vean con perspectiva un fenómeno imprescindible para entender la cultura popular moderna.

Curiosamente, mientras estaba dedicado al texto, los chicos de Coloriuris -que protegen este blog y las entregas de Reflexiones de Repronto– me dijeron que iban a iniciar una plataforma de ventas digitales. Dicho y hecho.

El libro está maquetado con formato de caja de DVD, para encajarlo entre sus películas -o conciertos- favoritos, en caso de que deseen imprimirlo.

El proceso de compra de Coloriuris no es cómodo, y pide más datos de lo habitual. Sean comprensivos. La historia que queremos contar vale ese pequeño esfuerzo. Eso, y un euro.

Héroes del Silencio –
un fenómeno contado
en primera persona

 

Casualmente, esta es la entrada número mil de este blog.
Eso que cae es confetti.

ruldrurd
Blog programado en WordPress. Se distribuye según licencia ColorIuris amarilla.
El diseño está basado en una plantilla de Laurentiu Piron
Suscríbete a este blog (RSS) o Suscríbete a los comentarios (RSS)