rulururu

post Cinco detalles de la Eurocopa

Lunes, 30 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 11:50 pm

Esto es madrid. Cáceres era otra cosa.

1) Alejense del TDT. No, en serio. Cuatro segundos son un mundo en las retransmisiones en directo. Un mundo. Las personas que veían los partidos a través de TDT oían por la ventana a los vecinos gritar gol cuando el lateral aún estaba preparando el pase. El directo y el descodificador no se mezclan bien. Tanto vender las bondades del digital y encontrarte con esto. Para hacérselo tragar a los impulsores. Aparato por aparato.

2) Qué alegría da ver cómo celebran las cosas en Cáceres. Los cacereños de fiesta son unos colosos. Las celebraciones deportivas en Madrid o Barcelona o Valencia son habituales. Pero Cáceres… ¿qué celebra Cáceres? Sin equipo de éxito… Y sin embargo, en el telediario eran la escala patrón de la diversión, así, con apenas cuatro segundos en antena. ¿Cómo podemos permitir que los grandes de la celebración no celebren? Hay que repetirlo como sea. O plantar un equipo campeón allí. Tenemos que aprender a celebrar. Que tenemos prestigio fuera como señores de la fiesta (la prensa internacional ha cubierto el tema con admiración), pero hay diferencias. Denle cancha a los buenos. Cáceres son los líderes del celebrar en la calle. No podemos dejar ese activo de brazos cruzados.

3) La autoorganización por sms está sobrevalorada. La gente en Barcelona tomó las calles con las banderas al aire ocupando todas las avenidas, sorteando las furgonetas de policía que cortaban el camino hacia el aparcamiento en los lugares céntricos. No había un lugar de reunión prefijado, así que los que iban en coche se fueron a Plaza de España, mientras los peatones y los motociclistas se apiñaban en las Ramblas. En la reunión céntrica, la de la fuente de Canaletas, mientras los turistas sacaban fotos, comprobaba con asombro que se puede ligar repetidamente con una bandera atada al cuello. Al menos, uno de los asistentes lo hacía con una facilidad pasmosa.

(Nota al margen sobre la celebración barcelonesa: el lunes siguiente, la televisión autonómica catalana dedicaba toda una sección del programa de sobremesa “el club” a dilucidar si celebrar los éxitos de la selección nacional entraba o no en el canon de catalanidad, sea lo que eso significa. No se sorprendan; su voluntad de establecer el canon les ha llevado en el pasado a hacer cosas tan asombrosas como machacar por antena que los ciudadanos llaman a la basura de una forma inapropiada. Porque las formas de hablar, para algunas mentes privilegiadas, no son cosa de la gente. El rebaño está para ser guiado.)

Las caras de la gente eran muy extrañas, porque los que estuvieron en Plaza de España quisieron estar en Canaletas y viceversa. El poder de los sms entra en conflicto con la imposibilidad de aparcar. Hace falta organización.

4) Es asombroso lo comedido que ha estado el personal, teniendo un finalista que se llamaba Mertesacker, a un palmo del metesaca. También es admirable que el portero Alemán se llamara Lehman, invitándonos a tener un portero apellidado “Pañol”. En otro orden de cosas, el chaval que se puso a cantar “yo soy español” al ritmo del kalinka en homenaje a la semifinal con Rusia, ha metido un gol de campeonato. A los españoles nos gusta meter siempre un guiño extranjero al hablar de lo nuestro, por los conflictos autonómicos. Al fin y al cabo, el propio himno de España es importado. Aunque para corear siempre ha sido mejor el Que Viva España de Manolo Escobar, que, lo crean o no, lo conocen en todo el mundo. Pero todo. Música y letra. Hagan la prueba.

5) Por encima de todo lo anterior: qué grande el ejemplo del entrenador Luis Aragonés. Un hombre al que han intentado hundir mediante el acoso y derribo por tinta y ondas. Un hombre al que le sometieron a un interrogatorio de una hora en televisión en directo para plantearle una única pregunta: cómo tiene usted la desvergüenza de no llevar a la selección al delantero estrella del equipo de la capital. Curiosamente, el programa se llamaba “tengo una pregunta para usted”, y efectivamente, sólo hubo una, reformulada cien veces.

Aragonés es un símbolo accidental de la rebeldía, pero símbolo al fin y al cabo. Ahí sus narices. Tuvo a todos contra él. O mejor dicho, tuvo a todos los que se consideran que representan a todos, contra él. Y ganó. Ganó como lo quieren las películas de Hollywood y las biopics de lujo. Llenando un plano final, echándose las manos a los bolsillos y dirigiéndose al vestuario, dejando en el campo a los chavales abrazándose. La victoria patria y el orgullo nacional y el triunfo de un tipo de futbol que retoma las ganas de verlo -porque yo lo abandoné en la era del cerocerismo, que sigue con una salud envidiable-, me son menos interesantes que ese señor canoso de gafas, al que llaman zapatones, que abandona la selección porque a sus enemigos no se les puede ganar todo el tiempo. Ya saben que la diferencia entre los finales felices y los finales tristes es sólo una cuestión del momento en el que paras la cinta. Esta película temina cuando Aragonés marcha al vestuario. Es un final colosal, de gran pantalla, de tozudez contestataria que lleva a la leyenda. Bravo por él.

Grandes complementos: el orgullo y el patrioterismo han sido excelentemente separados en esta entrada de Dr. Zito. Allí les dirijo.

Por si les apetece ver qué es lo que le falta a la prensa deportiva española, tienen un ejemplo precioso en esta hilarante selección de “lo mejor de la eurocopa” del diario The Guardian. Incluye sms enviados por accidente, los uniformes de los entrenadores (incluida una alusión a los míticos sobacos de Camacho de 2002), titulares con juegos de palabras chungos, y un error en la retransmisión que incluyó el himno alemán de la época nazi, que lleva medio siglo prohibido en su país. Un informe excelente. Léanlo aquí.

Actualización: Queco, en su Página 36, ha hecho ya el guión de la biopic. Es buenísimo. Léanlo aquí.

Actualización 2: Abundando en lo que decimos de que los españoles gustamos de cantar nuestra identidad usando canciones extranjeras, Absence me recuerda en el privado que Que Viva España es -tenía que serlo- una canción belga:

“Corría el año 1972, Christina Bervoets tenía 24 años y una prometedora carrera musical bajo el nombre artístico de “Samantha”. Cierto día su productor le ofreció la oportunidad de grabar un nuevo tema, con una simplona pero pegadiza melodía, que se titularía “Eviva España”. La canción había sido encargada al compositor Leo Caerts, un belga cuyo destino vacacional solía ser la soleada costa española. Todos pensaban que sería un auténtico bombazo… y lo fue, en tan solo un año el tema vendió 127.000 discos en Bélgica y 475.000 en el resto del mundo. Se escribió una versión en español del tema a través de Manuel De Gómez, un empleado de la embajada española en Bruselas y Samantha fue invitada a viajar a Madrid y Barcelona para actuar en varios actos y programas de televisión.

Un buen día de 1973 esta canción llego a manos de Manolo Escobar, por entonces el artista que más discos vendía y más películas rodaba. El resto ya lo conocemos, “Eviva España” pasó a titularse “Y viva España” y con el tiempo el tema se ha considerado como uno de los “himnos” más importantes y cantados de este país. Las cifras de ventas han alcanzado los más de 40 millones de discos en todo el mundo.”

original aquí

 

post La enajenación que desafía al mundo (3)

Viernes, 27 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 12:13 pm

“What the hell is going on? The country that produced Melville, Twain and James now venerates King, Crichton, Grisham, Sebold and Palahniuk. Their subjects? Porn, crime, pop culture and an endless parade of out-of-body experiences. Their methods? Cliché, caricature and proto-Christian morality. Props? Corn chips, corpses, crucifixes. The agenda? Deceit: a dishonest throwing of the reader to the wolves. And the result? Readymade Hollywood scripts.

So not only has America tried to ruin the rest of the world with its wars, its financial meltdown and its stupid stupid food, it has allowed its own literary culture to implode. Jazz and patchwork quilts are still doing O.K., but books have descended into kitsch. I blame capitalism, Puritanism, philistinism, television and the computer.”

Lucy Ellmann,
obtusa, errónea y superada en The New York Times

Lo señaló Jonathan Sark, cabeza de Adlo.

Aparte de lo perdida que está doña Ellman, es hermoso ver cómo se da como insoportable el horizonte del guión de cine. Lo que no ha asimilado Ellman es que ahora todo el audiovisual es audiovisual basura: tiene la vida contada en el fin de semana de estreno y poco más. Y todo es absorbido más tarde o más temprano en un anuncio de refresco, o en una película, o en un reportaje de la revista de moda del mes. Todo. Jugar al pañuelo, ser un tipo raro con gafas, tirar piedras a los ríos, salir a la calle sin ropa inerior, hacerte dibujos con cicatrices. Todo.

La trampa de Ellman, y la de la intectualidad en general, es dibujarse un horizonte ficticio en el que hay una serie de temas que el parásito audiovisual no puede tocar. Esa idea es mentira. La única parte que está firmemente a salvo son las ecuaciones. Todo lo demás, va a caer siempre en esa zona que a Ellman le pone histérica. La gracia, evidentemente, es que a Ellman, como a los parásitos audiovisuales, sólo le interesa lo que no son ecuaciones. Que grite todo lo que quiera: no hay solución. Denme ya el próximo libro de Palahniuk. Pero ya.

post La semiótica Rambis

Viernes, 20 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 12:44 pm

Ahora que ha pasado el furor de las finales de la NBA, con el español Gasol por medio, es cuando apetece hablar de lo- mismo- pero- otra- cosa.

Esta primavera leía “Sexo, drogas y arroz chocolateado” de Klosterman, un libro con el que me lo pasé pipa. Tenía un artículo sobre la célebre rivalidad boston-Lakers de los ochenta, la era Magic Johnson-Larry Bird. Klosterman decía que lo condensaba todo: conflictos raciales, diferencias económicas, lo rompedor frente a lo tradicional,… Incluso tenía sus paradojas, como que Johnson se había criado en un barrio rico mientras que Bird no podía haber salido de una familia con más conflictos ni de un barrio con más problemas.

Pero una de las cosas que me fascinó más fue que señalaba que, en el equipo negro de los Lakers, el único blanco notable era voluntariamente feo.

Kurt Rambis.

Por si no lo recuerdan, este era su aspecto:

la inexplicable estética de kurt rambis

Deben tener en cuenta que Rambis se encontraba en el banquillo de Pat Riley, que encarnaba, con su traje y su gomina, al broker de riesgo que conseguía el éxito rompiendo las reglas. La estética de Rambis, nunca me había parado a pensarlo, era voluntaria.

El caso Rambis sale a colación ahora que los actores tienen, por contrato, que ofrecer una imagen de ficción. La protagonista de Yo soy Bea no podía salir a la calle excepto con el atuendo del personaje. El actor que encarnaba a Roberto Chikilicuatre no podía ejercer públicamente. El personaje sustituye a la persona, como sucede en la mente de los cortos de mollera que paraban a Santiago Segura por la calle proponiéndole “unas pajillas”.

La diferencia es que en Kurt Rambis, más allá del contrato -que no tenía, por lo que sé, cláusula estética-, su decisión es de militancia.

En los reportajes sobre la final de este año, aparecía de vez en cuando Kurt Rambis, que sigue trabajando para los Lakers, pero con una estética bien distinta. La época de su personaje ha acabado. Pero en los ochenta, Rambis fue la estética militante silenciosa.

Un mensaje que se emitía con gafas y bigote que parecían de complemento de feria. Pero, sin lugar a dudas, un mensaje.

post Animación de Fierro

Jueves, 19 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 12:50 pm

Muto. Un corto realizado por Blu en Buenos Aires y en Baden (Fantoche)

Sobresaliente (y extenso) cortometraje de animación, en el que cada fotograma está pintado en paredes públicas.

Entre las temáticas del video, y que se haya ejecutado en Argentina, no he podido evitar relacionarlo con la fenecida revista Fierro.

Todo un invierno (verano, allí) para la pieza.

Muchos más datos en su página blublu.org

Clasificado como: con_video,estética,extraño

post Gramática parda

Miércoles, 18 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 11:36 am

se muere por mis cojones

Por los usos gramaticales que se dan en el lugar en que me formé -entiéndase: Zaragoza-, la lectura de este rótulo es muy inquietante.

Me explico. Hay una diferencia abismal entre estas dos frases:

-Yo, el Everest lo subo por mis cojones.

-Yo, el Everest lo subo por los cojones.

En la primera, el alpinista deja claro que alcanzará la cumbre, sean cuales sean las condiciones. Lo sube por sus cojones.

En la segunda, el interlocutor deja claro que él, de apinista, nada; que el Everest es un reto que está por encima de sus posibilidades. A la pregunta “¿tu alcanzarías la cima del Everest”, responde con esa habitual negación aragonesa que empieza con una partícula afirmativa: “sí, por los cojones”.

Así que cada vez que leo el cartel, entiendo que el propietario de la furgoneta no cejará hasta que la pimiento muera.

Se ve que en Usera, lugar donde está tomada la foto, “por mis cojones” no es necesariamente una declaración de voluntad. O eso, o sencillamente no estoy acostumbrado a que la construcción “por mis cojones” se refiera estrictamente a la anatomía. A menos, claro, que tenga una tercera lectura que se me escapa.

Como ven, de la declaración de amor al anuncio de un crimen, puede no haber ni una sola coma de diferencia. Lo que aumenta el nivel celtibérico de la pieza varios puntos.

Sea pues bienvenida a nuestro museo celtibérico.

un fogonazo de Aberrón,
en nuestro permanente homenaje a Luis Carandell

post Meta

Martes, 17 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 12:28 pm

David Byrne y Dizzie Rascal cantan “Toe Jam”.

un focovideo

post Comentarios

Lunes, 16 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 12:38 pm

Acabo de recibir un certimail donde me aconsejan -o eso he entendido yo- retirar los comentarios de este blog para evitar demandas por daños.

Agradezco la solidaridad de todos y, hasta que tenga la oportunidad de hablar con un abogado, de forma temporal, los saco de portada, guardándolos por si me los pidiera un juez.

Espero que nadie piense que con ello estoy coartando su libertad de expresión (no lo pretendo y me disculpo anticipadamente por ello).

Contacto en: raul [a] minchinela.com o aquí

Clasificado como: apuntes_al_natural,lo_digital

post Los futuros del sexo

Sábado, 14 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 1:18 pm

den, visionario

[…] Antes, esto del rasurado no existía. Recuerdo cuando llegaron a España los cómics de Richard Corben, a principios de los 80.Llamaban la atención sus ilustraciones de mujeres desnudas y afeitadas. En la práctica tardé mucho tiempo en verlo.

Pedro Villegas, médico sexólogo,
en esta entrada de La Carcel de Papel

Si se conserva esta tradición y el futuro del aspecto del sexo está en los tebeos, los únicos candidatos que me vienen a la cabeza son Warren Ellis y a Miguel Angel Martín.

Da miedo.

Clasificado como: citas,comic

post Matrimoniadas orientales

Jueves, 12 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 1:49 pm

Alternativa a Escenas de Matrimonio, desde oriente.

del maestro Absence

Clasificado como: con_video,extraño

post La puerta de los teléfonos

Jueves, 12 de junio de 2008

Raul Sensato a eso de las 11:48 am

un iphone

El DVD es un formato viejo, estanco, limitado a la voluntad de sus creadores originales. El ordenador cambia, y añadimos cosas según necesitamos nuevas actividades. La gran pelea del futuro es la flexibilidad.

Cuando el año pasado Apple sacó el iphone, pensaba que las compañías rivales harían lo lógico. Ya que no podían pelear en estética, abrirían por fin la mano y permitirían la instalación de aplicaciones externas. La voluntad de obligar a pagar por cada nueva actividad -consultar el email, acceder a un buscador, etc- les ha cegado.

Por no hablar del tapón a la creatividad y a la creación de negocio. Tu gran idea para móviles nunca se llevaba a cabo porque las empresas del gremio no lo qerían implementar, y santas pascuas.

El nuevo iphone trae muchas cosas. Pero desde mi punto de vista, lo más importante es la flexibilidad. La instalación de aplicaciones creadas por los usuarios. El permitir que los demás nos ayuden a hacer las cosas que queremos. Que era algo evidente desde hace un lustro.

Esperemos que no vuelvan a cerrar la puerta de los teléfonos.

Nosotros ya jugueteamos con un iphone aquí.

Entradas mas antiguas »

ruldrurd
Blog programado en WordPress. Se distribuye según licencia ColorIuris amarilla.
El diseño está basado en una plantilla de Laurentiu Piron
Suscríbete a este blog (RSS) o Suscríbete a los comentarios (RSS)