rulururu

post Droga para las máquinas

Lunes, 20 de octubre de 2008

Raul Sensato a eso de las 8:02 am

spider jerusalem descubre la adicción de las máquinas

Todo viene de esta noticia. En realidad, la vi en la tele, con imágenes de las cámaras de seguridad, mostrando a los protagonistas llevándolo a cabo. Había algo de irreal en las imágenes. Porque lo que estaban haciendo era puramente futuro.

Hay una cuestión básica con las máquinas: no hay forma de hacerles cambiar de idea. Sin entrar en temas de inteligencia artificial, ni nada. Las máquinas están para lo que están. Y para cambiarlas hay que ponerse manos a la obra y modificarlas concienzudamente. La ficción ha pensado en el espíritu de las máquinas, hasta el extremo de soñar artefactos que no solo deciden, sino que pueden ser convencidos.

El seminal primer número del tebeo Transmetropolitan muestra un momento en el que el protagonista Spider Jerusalem descubre que los electrodomésticos de su casa son adictos a las drogas. Es un momento importante, que nos detalla el futuro en el que se desarrolla la historia. Más allá de la conciencia y del raciocinio está la adicción, porque es el extremo de la consciencia del propio cuerpo. Las drogas para las máquinas son una pura entelequia, claro, porque incluyen todos esos conceptos, que a fecha de hoy son inalcanzables.

Y de pronto te encuentras con esto: un grupo de señores -los redactores de la noticia insisten en que nos fijemos en su etnia- que, circundando todo lo anterior, inventan la droga para máquinas.

Entendámonos: el cortocircuito para que la máquina tragaperras dé MÁS dinero del que debe es una maravilla de la ingeniería. No es ese trastabillar para parar el funcionamiento. No es el sabotaje que ralentiza el rendimiento. Es como en las pelis, cuando ponen la cinta de casete que hace que el satélite haga lo que quieren los aliados, como ese virus que en independence day Will Smith instalaba con un disquete, porque las disqueteras de tres y medio son el estándar intergaláctico de la informática.

El ácido que droga a las máquinas en tu beneficio es ingeniería inversa de ciencia ficción. Es vitaminar una aparato para que vaya más allá de sus funciones y haga lo que deseas. Spider Jerusalem miraría el bote de ácido camuflado en paquete de tabaco, se ajustaría las gafas, y sonreiría mientras ajusta su disruptor de intestinos: “El futuro está viniendo y os vais a cagar“.

(Por si no han leido ese primer capítulo de Transmetropolitan,  la editorial DC lo regala aquí en inglés, y aquí lo tienen disponible aquí traducido al español)

Ya hay 8 comentarios »

  1. ¡Fantástico! ¡Buenísimo!

    Comentario de absence — octubre 20, 2008 @ 8:35 am

  2. El otro día twitteaba sobre estos otros http://twitter.com/bambino/statuses/965014611

    Si, es tangencial al tema de la droga… pero me pareción buenísimo en su día.

    Comentario de Fernando — octubre 20, 2008 @ 9:37 pm

  3. Fer: toda persona con formación científica coincide en decir que es ADMIRABLE

    Comentario de Raul Sensato — octubre 20, 2008 @ 10:34 pm

  4. Vengo de rebote del blog de absence, y tengo que coincidir con él :).

    Y el feed de tu blog a mi reader.

    Ellis no sabía lo bien que pintó el futuro…

    Comentario de Xoota — octubre 21, 2008 @ 9:43 am

  5. Un apunte: el cortocircuito en las máquinas tragaperras para que suelten pasta es viejo. El método del ácido no. En mis tiempos se aplicaba con un magiclick modificado al que se le soltaban los cables. En la máquina del bingo te daba créditos y luego pedias la pasta en la barra, en la de “Black jack” te revelaba las cartas de la mano de la máquina, la de bolos salían duros sin más (aunque muy lento con lo que era arriesgado), etc. Pero a mediados de los ochenta todas empezaron a ser equipadas con alarma para estos casos y se dejó de utilizar el sistema.

    Comentario de Tyrexito — octubre 21, 2008 @ 12:58 pm

  6. Tyrexito también ha documentado largamente la ingeniería inversa aplicada a cajeros automáticos.

    Sobre el uso de piezoeléctricos para usar las cabinas también tienen este documento de 1980:

    http://www.elpais.com/articulo/madrid/MADRID/TELEFoNICA/timo/magiclick/hace/perder/Telefonica/dieciseis/millones/pesetas/mensuales/elpepiautmad/19801004elpmad_3/Tes/

    Comentario de Raul Sensato — octubre 21, 2008 @ 4:47 pm

  7. Yo llegué a llegar a llamar a japón con el viejo truco de la moneda de cinco duros con un hilo pasada primero (el hilo salía por la ranura), y luego echar monedas de 100, que quedaban marcadas pero devolvía…

    Luego equiparon las cabinas con cuchilla…

    Comentario de Fernando — octubre 22, 2008 @ 6:35 pm

  8. fotoshows.com.br

    Mi blog de 2005 a 2015 » Droga para las máquinas

    Trackback de fotoshows.com.br — julio 19, 2016 @ 2:35 am

  9. RSS suscripcion a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

    Deja tu comentario

    Debes identificarte para comentar.

ruldrurd
Blog programado en WordPress. Se distribuye según licencia ColorIuris amarilla.
El diseño está basado en una plantilla de Laurentiu Piron
Suscríbete a este blog (RSS) o Suscríbete a los comentarios (RSS)