rulururu

post Historia de la religión y qué es la fé: caso práctico

Viernes, 24 de agosto de 2007

Raul Sensato a eso de las 12:52 pm

La isla de Tanna, lugar del culto a John Frum

este es el decorado de nuestra historia

En La Vida de Brian, una de las muchas cosas que el equipo de los Monty Python captó bien fue la extrema rapidez con la que puede comenzar un nuevo culto religioso. Puede brotar casi de la noche a la mañana y ahí quedar incorporado a la cultura, donde juega un dominante e inquietante papel. El “Culto a la Riqueza” de la Melanesia del Pacífico y Nueva Guinea proporciona el ejemplo más famoso de la vida real.

Los isleños notaron que las personas blancas que disfrutaban de [las maravillas tecnológicas posteriores a la segunda guerra mundial] nunca las habían hecho por sí mismos. Cuando tenían cosas que necesitaban reparar, las desechaban y otras nuevas llegaban como “carga” en barcos o, más tarde, aviones. Nunca se vio a ningún hombre blanco hacer o reparar algo, ni, efectivamente, hacer nada que pudiera reconocerse como trabajo útil de cualquier clase (estar sentado tras una mesa barajando papeles era, como es obvio, algún tipo de ritual religioso. Evidentemente, entonces, la “carga” debía ser de origen sobrenatural.

Esta lógica aplastante creó cerca de veinticinco cultos paralelos e independientes en Fiji, en las Islas Salomón y en Nueva Guinea. Fíjense particularmente en este que se centra en la figura mesiánica de John Frum, uno de esos blancos que hacían brotar maravillas de la nada a modo de maná. Su fe se vio refrendada cuando

llegaron tropas norteamericanas, que incluían hombres negros que no eran pobres como los isleños, sino tan llenos de “cargo” como los soldados blancos. Una excitación salvaje invadió la isla. El día del Apocalipsis era inminente. Todo el mundo se preparaba para la venida de John Frum. Uno de los líderes dijo que John Frum vendría de América en avión, y cientos de hombres comenzaron a limpiar el bosque en medio de la isla para que el avión pudiera tener una pista de aterrizaje en la que tomar tierra.

La pista de aterrizaje tenía una torre de control de bambú con “controladores aéreos” llevando auriculares falsos hechos de madera. Había también aviones falsos en la pista de aterrizaje, actuando como decorados, diseñados como señuelo para atraer el avión de John Frum.

La más alta autoridad eclesiástica, un hombre llamado Nambas, afirmaba hablar de forma habitual con él por “radio”. Esta “radio” consistía en una anciana mujer con un alambre eléctrico alrededor de su cintura que entraría en trance y hablaría un galimatías, que Nambas interpretaría como palabras de John Frum.

Esta es básicamente la historia de la religión católica, el judaísmo, el Islam, y todas, todas las demás.

Merecen las mismas carcajadas, porque si una cosa les ha hecho gracia, las otras no difieren en nada.

Las citas están extraidas de “El Espejismo de Dios” de Richard Dawkins
(Espasa Calpe 2007, pags 221-224),
quien a su vez cita el libro “En busca del Paraíso” de Richard Attenborough.

 

(Continúa leyendo aquí…) 

 

.

Ya hay 10 comentarios »

  1. esto me ha recordado a esas teorías que aseguran que Jesús era un Extra-Terrestre

    (solo hay que ver E.T. para comprobarlo)

    Comentario de Prisamata — agosto 24, 2007 @ 2:04 pm

  2. Jesús o Buda o El Monstruo Espaguetti volador o -este es otra omnipotencia de ficción con seguidores- el “Llámalo Energía”.

    Comentario de raul sensato — agosto 24, 2007 @ 2:23 pm

  3. ¿Entonces Erich von Däniken tenía razón? ¿Venían oficinistas del espacio en la antiguedad?

    Comentario de Infinitos — agosto 24, 2007 @ 3:44 pm

  4. El componente religioso-farsa era uno pero no el único. Cito al antropólogo Marvin Harris hablando sobre el Cargo en Vacas, cerdos, guerras y brujas:
    “el cristianismo, las misiones, fueron la cuna de la rebelión. Al reprimir todaforma de rebelión abierta, huelgas, sindicatos o partidos políticos, los mismos europeos garantizaban el triunfo del cargo. Fue relativamente fácil constatar que los misioneros mentíancaundo decían que el cargo solo se otorgaba a los que trabajaban duro. Lo que era difícil de captar es que había un vínculo entre la riqueza de que gozaban australianos y americanos y el trabajo de los nativos”
    Es mi mal ver el factor político detrás de todo, pero me parece pertinente en este caso (y en muchos)

    Comentario de C. Rancio — agosto 24, 2007 @ 8:36 pm

  5. Investigando en tu blog he encontrado dos entradas muy interesantes.

    Por un lado por fin he podido leer algo de Eloy Fernández Porta, que llevo tiempo oyendo hablar de él pero nunca me he acabado de decidir, como con miles de otras cosas.

    Pero sobretodo he flipado con la conexión KURTZMAN-GOSCINNY… Es como una conspiranoia pero al revés.

    Comentario de Prisamata — agosto 25, 2007 @ 1:12 am

  6. Amigo Rancio, su nota sobre la religión como germen de la rebelión, es muy sugerente y acertada. Y en parte retrata como condición permanente ese doble juego de “el obispo que da cera a los de arriba” y “los curas de barrio combativos”. Que es la forma en que las religiones sobrevivan a su “utilidad” (yo las considero más nocivas que útiles, como un martillo de uranio o unas tijeras con el mango al rojo vivo). Gracias por la nota.

    Infinitos: efectivamente, la base de von Daniken no es ficción. En la modernidad hemos sido oficinistas del espacio para los propios humanos.

    Prisamata: “Investigando en tu blog he encontrado dos entradas muy interesantes.”: Siga mirando hacia atrás, a ver si hay más cosas que le hagan tilín.

    Comentario de raul sensato — agosto 25, 2007 @ 11:05 am

  7. Historia de la religión y qué es la fé: caso práctico…

    Una interesante anecdota narrada en "El espejismo de Dios", de Richard Dawkins. Se podría deducir que de la ignorancia a la creencia ciega solo hay un paso….

    Trackback de meneame.net — agosto 25, 2007 @ 12:09 pm

  8. Estúpidos los que creen sin ver, porque de ellos surgen la superstición y las religiones.

    Comentario de Misósofos — agosto 25, 2007 @ 12:30 pm

  9. Misófosos: no es una cuestión de ver, sino de evidencias. Que tampoco vemos los neutrones, ni lo quarks. Donde hay que ser estrictos es en lo que consideramos evidencias. El método académico ha sido muy estricto en este sentido.

    No faltaría quien te dijera que el flogisto -un modelo que explicaba por qué ciertos materiales ardían, y otros no, con la explicación de que unos teníasn ese hipotético flogisto y otros no- acude a una trampa parecida. Pero la diferencia esencial es la capacidad para eliminar el modelo cuando las evidencias apuntan en otra dirección. El conocimiento, tanto como descubrir, es desechar lo inutil. Y en esas estamos, peleando para desechar de una vez por todas infecciones mentales de siglos de antiguedad.

    Comentario de Raul Sensato — agosto 25, 2007 @ 1:09 pm

  10. vouchers for new look 2011

    Mi blog de 2005 a 2015 » Historia de la religión y qué es la fé: caso práctico

    Trackback de vouchers for new look 2011 — julio 17, 2016 @ 2:37 pm

  11. RSS suscripcion a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

    Deja tu comentario

    Debes identificarte para comentar.

ruldrurd
Blog programado en WordPress. Se distribuye según licencia ColorIuris amarilla.
El diseño está basado en una plantilla de Laurentiu Piron
Suscríbete a este blog (RSS) o Suscríbete a los comentarios (RSS)