Reflexiones de Repronto · | una videoserie para la generacion audiovisual
 

Capítulo 36: “Analepsis”

Doctor Repronto - Jueves, 15 de abril de 2010, a las 00:01

Para esta última entrega de Repronto me he sumergido en un experimento ciertamente retorcido. Los ensayos, y las entregas de Reflexiones de Repronto, se cimentan en la exposición lineal. Los argumentos son expuestos en un orden muy determinado. En las exposiciones bien formuladas, como aquel que dice, una cosa lleva a la otra.

Así que me planteé cómo violar esa directriz. Me propuse articular una exposición no lineal.

Es una idea que se puede falsear: grabas los argumentos en diferentes momentos, y los montas para que aparezcan en secuencia. De esta manera, tienes una exposición lineal con aspecto de no lineal. El mismo “a → b → c”, grabados en momentos distintos.

La forma de conseguir verdaderamente una exposición no lineal pasaba necesariamente por construir una entrega que tenga dos órdenes de lectura: uno lineal, grabado de tirón como todos los de la serie, y otro no lineal, con los tramos reordenados. Y la verdadera dificultad no es que digan cosas contrarias (hay artificios para esconder los negativos) sino que enuncien la misma cosa. Que las dos lecturas defiendan la misma tesis. Que tenga verdaderamente dos órdenes, con todas las cartas a la vista.

Es más fácil enunciarlo que ejecutarlo. Estuve mucho tiempo sólo para decidir cómo estructurar el plan de trabajo, y no les cuento ya lo que invertí en concretar la pieza.

Cuando comenté el objetivo con los amigos, sacaron a colación Rayuela, el libro de Julio Cortázar que tiene dos órdenes de lectura. Pero aquí no cambiábamos el orden por capítulos: reordenábamos por párrafos. E incluso, por frases.

Como uno se impone barreras a conciencia, decidí que en montaje no iba a quedar fuera ni un solo fotograma. Este requisito, en la sala de edición, es un verdadero riesgo: no se podía eliminar, solo se podía reubicar. A tal efecto, en el vídeo aparecería un contador de tiempo, detallando fotograma por fotograma, para todo aquel que quisiera comprobarlo.

El resultado lo tienen ahí arriba y aquí abajo: la última entrega de Reflexiones de Repronto. Una exposición no lineal con dos órdenes de lectura, con dos finales distintos, con una misma tesis. La versión A y la versión B.

Que ustedes las disfruten.

**

Para descargar el video A en tamaño original pulsen aquí
Para descargar el video B en tamaño original pulsen aquí

Pueden unirse aquí al grupo facebook de Repronto

**

Notas:

– Cuando había decidido el cómo pero aún no el qué de esta entrega, conocí al músico Francisco Nixon. Me llamó la atención que en nuestros dos primeros encuentros mencionara ese ensayo en el que Borges señalaba que Kafka inventó a sus predecesores. El detalle me decidió a encarrilar el tema de esta entrega, porque encajaba el cómo con el qué. Antes de acabar el año, Fran creó el notabilísimo rincón Borgismos.

– La Sra. Señal ha realizado una labor encomiable en la entrega A, especialmente con el cierre: era muy complicado convertir las instrucciones en esa secuencia orgánica y elegante.

– Dado que este es el último capítulo de Repronto, es de recibo extender el párrafo anterior, y agradecer y felicitar a todos los miembros del laboratorio.

– Quiero enviar un agradecimiento especial a la gente que ha hecho eco de Reflexiones de Repronto en sus blogs, foros, twitters, perfiles, rincones.

Y sobre todo, a quienes lo han hecho entrega tras entrega, en particular a Guillermo Zapata en Casiopea y al propio Fran Fernández, que lo ha hecho sin saber cuál era “su” capítulo, ni que existía “su” capítulo.

Mientras otros lugares abdicaban bajo el acoso de los comentaristas frustrados, ellos no cedieron a las cargas de los trolls. Se han mantenido firmes, y merecen reconocimiento.

– Si quieren conocer futuros eventos, acudan a las suscripciones RSS, al grupo facebook de Repronto o reciban novedades en su buzón escribiendo su email en esta página.

– Permítanme recordarles dos vídeos relacionados con el reprontismo: la conferencia Repronto en la Complutense, y la conferencia Conspirapop del primer congreso Spectra.

– Este es el final. Ha sido un placer.

___

Este capítulo incluye fragmentos de:

Los videos de Reflexiones de Repronto están protegidos legalmente por Coloriuris. Los detalles de este video en particular vienen detallados aquí (36A) y aquí (36B).

25 Reflexiones sobre “Capítulo 36: “Analepsis””

  1. A.D.Barbagli ha dicho:
    abril 15th, 2010 a eso de las 00:40

    Muy buen Repronto y una currada, muchas felicidades.

    Es el último último? Venga ya, no cuela! 😛

    Gracias por Repronto, es algo que da y dará que hablar y reflexionar mucho.

  2. mentesestupidas ha dicho:
    abril 15th, 2010 a eso de las 08:29

    Magistral.
    ..que no se acabe, por favor…

  3. Adiós y muchas gracias.

    Me quedo en el RSS por si acaso.

  4. Vaya cacao al principio con el no lineal. Aún así, ha sido glorioso.
    Si es el último-finalforevah-acábose de repronto, primero que nada, agradecer su existencia y los momentos sublimes que me han hecho pasar (como jovenzuelo imberbe que soy, conocí repronto por el capítulo del botellón, pero me moló tanto que me vi todos los que había y así hasta hoy).

    Segundo, y como lurker profesional de la internete, exigir MOAR (aunque no se cumpla, pero ya se sabe, por pedir que no quede).

    Tercero, ¿cuando se cambia de plano en el no lineal, el sonidito que suena es el de los flashbacks de Lost?

    Cuarto, gracias, que nunca son suficientes.

  5. A recuperar fuerzas y recopilar información para retornar lo más repronto posible.

  6. […]  Capítulo 36: “Analepsis” […]

  7. […] Capítulo 36 (y último) de Reflexiones de Repronto. […]

  8. (4) Las causas son espejismos, conejos sacados de una chistera. En definitiva, y aunque bastante extendida, un forma más de lectura.

    (2) Indudablemente, nuestros deseos están condicionados por todo lo que hemos leído (y, por lo tanto, deseado antes). Aun así, nuestra identidad, colectiva o individual (como si existiera como propia, y no como plagio) no se crea a partir del flashback, sino del deseo. Hacedores siempre aunque ahora nos hayamos acostumbrado a que nos lo den todo hecho; lo que indudablemente afecta al como mirar y hace que nos veamos no tanto como motores, haber nacido antes, sino como consecuencias.

    (1) Al ver una película, a excepción de las muy trilladas, el que hace el montaje no es tanto el de la mesa de edición, como el que mira con sus ojos el supuesto resultado (que no es más que una forma intermedia). Es el espectador, y cada espectador con su corta y pega que da sentido (a lo que no lo tiene), el que lleva a cabo su propio montaje dependiendo de… ¿¿¿su filmografía su historia??? De su voluntad y deseo: el futuro. El pasado se lo lleva el viento.

    (3) La memoria no es más que un ejercicio de imaginación cuya fotografía (¿final?), en ocasiones, negociamos con otros.

  9. Jarl! desconfiaremos de la memoria pués aún somos jóvenes. memento y vanishing point llevan a un conocimiento parejo de la cuestión que planteas.¿Vivir en el auto engaño o immolarse antes de olvidar todo lo importante? hummm…

  10. francisconixon ha dicho:
    abril 15th, 2010 a eso de las 15:59

    Genial, como siempre. Un abrazo fuerte.

  11. Brillante.

    Espero que sigáis otra temporada.

  12. Reprontismo o muerte!! El primero no se escucha muy bien, no sé si solo me pasa a mí.
    Dr. no nos deje huérfanos…

  13. Impresionante. El primero casi inquietante.

    Felicidades.

  14. Gracias a todo el equipo por estas tres temporadas que nos dejais, por hacernos reflexionar y por darnos un poco de luz a todos esos que nos despertamos pensando que algo falla en matrix.
    Si esto es un adios y no un hasta luego, esperamos que nos tengais informados de futuros proyectos.

    Ha sido (y será) todo un placer.

  15. ¿Ya? Ni fin de temporada sino de Repronto ¿Y ahora con que conseguiré mi dosis quincenal de contenidos semi-intelectuales semi-rebuscados? Bueno, solo queda agradecer todo lo que se ha puesto aquí para que lo veamos y mandar un saludo desde el otro lado del atlántico.

  16. Tengo que hacer la misma pregunta que todos: ¿Final, final? ¿O final de temporada?

    Si es el final de Repronto. Joder, Minchinela, me quedo más triste de lo que debería quedarme por un blog. Pero ha sido espectacular conocerlo. Mil gracias.

    Espero que sigas con algún otro proyecto.

    Como dicen por ahí, me quedo con los RSS por si acaso.

    Un saludo.

  17. Reconozco que no he sido un asiduo al programa. Reconozco todas mis carencias, hoy aquí ahora esta noche sí qué pasa, puedo reconocerlo porque estoy entero y no me interesa ahora mismo lo demás: apenas le conozco, pero menciones constantes en el Focoforo, menciones constantes por parte de mi hermano -fiel seguidor de la cadena, piiiii-, todo eso, me hizo hoy estar aquí de nuevo (ah, sí, claro, también, cómo no, gracias a Nachete Vigalondete), ya que antes había visto algún episodio suelto, pero vaya, como le digo, muy poca cosa; y ha sido hoy, sí, ahora, esta noche, en analepsis y prolepsis, que me encuentro con esta maravilla y me arrepiento de no haber venido más por aquí mucho antes; por tanto, prometido queda, volveré, en analepsis, a buscar todo lo que ya hubo en un pasado, seguro que mi memoria me lo agradecerá.

    J.

  18. Oye que bueno!

    Lo descubrí de casualidad. Me voy a ver “al tiro” (como decimos aqupin en Chile a: de inmediato) a ver los otras presentaciones de Repronto.

    Saludos al equipo S.I.G.L.A. desde un Santiago otoñal.

    Nota: Me encantó la cita de Kafka y por supuesto de la Groucho Marx.

  19. Yo les felicito…

  20. Qué pena que se acabe. Aunque bueno, por lo menos ha existido.

  21. Buenas Dr. nos conocimos en Barcelona soy el de la baraja del tarot que ahora tengo guardado, me gustaría pedirle si tiene tiempo y paciencia que leyera un breve post en el blog que he linkado en mi nombre que aunque no va a estar a su altura creo que por lo menos está en una onda no lejana a la que usted practica.
    Saludos.

  22. Me olvidaba el post se titula El streap tease de Darth Vader.

  23. Oye, que yo pensé que ya os había dado la enhorabuena y las gracias, pero veo que no.

    En muy pocos sitios he encontrado algo como esto: lucidez e ideas explicadas sin concesiones a la torpeza o falta de atención, y para colmo con sentido del humor. Pues eso, enhorabuena y gracias, doctor Repronto.

  24. Con mucho más retraso del que quisiera y debiera, llego por fin, a este capítulo final.
    Ya sabes de mi vida, muy complicado ultimamente todo. 🙁
    Un capítulo final ES-PEC-TA-CU-LAR, broche perfecto. Agradecimientos a todo el equipo, digo, equipazo que lo ha hecho posible.
    Me queda el amargo dulzor del final, pero la certeza de que volverás a sorprendernos, cada vez más y mejor, como ya nos tienes acostumbrados.
    Un abrazo enorme, y un beso super especial para ti y para mi Miriam.
    P.D. ¿Puedo soltar un lastimero y patético?: “no nos deje Dr. Reprontoooo!!” ;-))

Añade tu reflexión: