Reflexiones de Repronto · | una videoserie para la generacion audiovisual
 

Capítulo 28: “A pedir de boca”

Doctor Repronto - Martes, 1 de diciembre de 2009, a las 00:01

Los informativos son el medio con el que los ciudadanos se construyen el mundo que está más allá de su ventana. Y Los sumarios de los informativos, los “titulares de portada”, son la directriz para separar lo importante de lo anecdótico.

En esos sumarios hay dos gremios que aparecen constantemente: los políticos y los futbolistas. Sea el día que sea, sea el informativo de la mañana, tarde o noche, encontrarán en los titulares de portada a representantes de esos colectivos. Los políticos y los futbolistas son subrayados diariamente, constantemente, como importantes. Esa importancia no viene de entrar puntualmente en el sumario: es consecuencia de la constancia.

De un tiempo a esta parte, se ha añadido un tercer gremio que frecuenta con insistencia los sumarios de los informativos: los cocineros. Es fácil encontrar semanas completas en las que congresos de cocina, galardones, encuentros entre chefs o clases de cocina en la enseñanza obligatoria han entrado en el sumario de subrayados de lo importante.

Esa omnipresencia de los cocineros en las directrices destacadas de la actualidad es digna de ser observada al detalle. Nosotros celebramos la existencia, la popularidad y la labor de los profesionales de la cocina, pero necesitamos saber por qué ese gremio en particular, cómo se relaciona con el momento actual y cómo ayudar a esas personas que sufren por no poder pagarse un menú degustación con un precio de tres cifras.

Esta entrega de Repronto busca explicarlo, comparándolo con gremios destacados del pasado y acudiendo a un conocido personaje de la prensa rosa.

Que ustedes la disfruten.

Para descargar el video en tamaño original pulsen aquí
Pueden unirse al grupo facebook aquí 

Notas:

– El diccionario RAE define la expresión A pedir de boca como “a medida del deseo”. Entenderán que la hayamos elegido para titular este capítulo.

___

Este capítulo incluye fragmentos de:

  • Carta de ajuste (RTVE, 1958)
  • Hotel and Restaurant Workers (Prelinger archives)
  • Karlos Arguiñano en tu cocina (Telecinco, 2008)
  • Escuela de cocina (Canal cocina, 2008)
  • Esta cocina es un infierno (Telecinco, 2006)
  • Telediario (RTVE, 2009)
  • La Edad de Oro (RTVE, 1987)
  • Tendencias TV (tendencias.tv, 2008)
  • The Ellen Degeneres Show (WB TV, 2008)

Los videos de Reflexiones de Repronto están protegidos legalmente por Coloriuris. Los detalles de este video en particular vienen detallados aquí.

___

Conceptos: Gastronomía, cocineros, Arguiñano, Canal cocina, informativos, telediario, Ferrán Adriá, el Bulli, diseñadores, Javier Mariscal, La edad de Oro, estudias o diseñas, objeto de diseño, exquisitez, selectividad, Paris Hilton, consumidora, teléfonos móviles, cresta de la ola, objeto caro, criterio estético, juicio neutral, juicio a distancia, místicos, con el cubierto pagas la cátedra, menú degustación, LSD, sobre gustos no hay nada escrito.

23 Reflexiones sobre “Capítulo 28: “A pedir de boca””

  1. Pues primera vez que noto esto. Supongo que no tengo la edad para recordar una época previa a los programas de cocina.

  2. Amen, brother.

  3. Los telediarios destacan (siempre en este orden, y sin contar con eventuales noticias políticas)
    A: cocineros y modistas, B: el hombre de la calle comiendo un bocata en la playa (versión verano) o quejándose de la lluvia (versión invierno).
    ¿Será para dejarnos aún más claro a qué grupo pertenecemos?
    Se confirma con otros programas, tipo “gente”, A: famosos felices B: mujeres maltratadas, “gordos” y chabolistas.
    (PD: No quiero ofender a ningún B, pues está claro que soy uno de ellos)

  4. […] Capítulo 28: “A pedir de boca” […]

  5. Entonces, además de “informar”, lo que hacen los telediarios es marcar las diferencias de clase, ¿no?

    Y mediante los cocineros de élite consiguen dar una especie de justificación de esa diferencia debido al excesivo precio de la comida que preparan y, como se dice en el vídeo, para saber distinguir una comida buena de una mala, hay que comerla -cosa imposible para la gente común-.
    Lo cual da pie a que los elegidos que han comido los plato preparados por esos genios de la cocina:

    a)se sientan superiores (lo sean o no).

    b)puedan calificar de “lumpen ignorante” a todos los que digan que eso no tiene que estar bueno o que es muy caro para tan poca cosa, ya que no lo han probado.

    Básicamente es eso, ¿no? ¿O me he perdido algo?

  6. francisconixon ha dicho:
    diciembre 1st, 2009 a eso de las 14:44

    Brillante.

  7. los cocineros de la tele son un poco como bricomanía, tienen una fascinación que hace que la gente lo vea aunque a nadie se le ocurre hacer un agujero en el techo del coche para ponerle un techo solar la mar de modernote.
    por cierto que los cocineros de la tele son medio gañanes, sin excepción (acordaos del tal joseandrés que era un puerco, le ve mi madre y le cruza la cara)

  8. […] Capítulo 28 de Reflexiones de Repronto: […]

  9. Los más mayores recordamos los setenta y la fama mediática de… ¡los cirujanos!
    ¡Cristiaan Barnard salió hasta en el programa de Íñigo!

  10. A sus pies, una vez más.

    Me atrevería a proponer otro gremio que podría llenar el hueco en los 80 entre los cirujanos mencionados por Don Mauro y los diseñadores: los modistos. Cumplen también los parámetros enunciados por el Doctor.

    Por otro lado, los modistos llevan creando consumo de lujo desde mucho antes, claro. Son como Manuel Fraga al derechismo español, siempre están ahí.

    Bonito guiño aragonés el del ternasco al horno

  11. Y en los 90, las topmodels, claro.

  12. Social comments and analytics for this post…

    This post was mentioned on Twitter by ciegoenparis: Reflexiones de Repronto: si no le conocen, no saben lo que se pierden, http://trim.li/nk/GO7

  13. “Pero el punto más importante y el que hace de la cocina un producto propagandístico extraordinario es la difícil comprobación de la calidad de su propuesta. Una víctima cualquiera puede comprobar que docenas de películas vendidas como maravillosas son una bazofia. Otra víctima puede hacer lo mismo con los cuadros, instalaciones y performances. Pero, ¿cómo constatar que unos huevos fritos desintegrados y vueltos a integrar con glutamato ye-yé a través de un agujero negro son buenos, regulares o malos?”

    Polémica confitada con publicidad caramelizada

  14. Se os está llendo un poco el rigor, comparar así el cocinero con el diseñador de repronto y ligar la cocina-TV (Arguiñano realiza platos baratos) al mundo de lo exclusivo…a Adriá lo descubrió la revista time…de siempre ha habido mucho pijerio..BUENO, en mi opinión estáis bajando el nivel (será lo que toca) os lo digo con todo el respeto.

  15. Pauper: efectivamente, la felicidad de ficción solo existe en la ficción, y hay gente que sufre porque es feliz pero no puede mostrarlo, lo que toma como un equivalente de que no lo es. Una verdadera paradoja de nuestro tiempo.

    Dirtysanchez: No es tanto una discriminación de clases como definir un espacio en el que siempre tienes razón. Seguro que se le ocurren equivalentes para clases medias.

    Tyrexito: Las modelos se han marchado hacia los programas del corazón, retratadas como el equivalente de “los coches más caros” y “las mansiones más ostentosas”.

    En lo de Barnard hay que recordar que hizo el primer trasplante de corazón: con la carga emocional que tiene el corazón (lugar de los sentimientos) y las consecuencias -desde la perspectiva de entonces- de calzarte uno ajeno.

    ddaa: Gracias por el texto. La verdad es que sin conocerlo lo he pisado de pleno. Sólo me ha salvado Paris Hilton.

    hmilenario: Usted opinará como le venga en gana. A usted le gustarán unos más que otros, y a otros, otros más que a unos. Yo los tengo que hacer todos. Construya un detector de calidades y me ahorrará conflictos.

    Gracias a todos por señalar a los modistos como gremio que cumple las condiciones. Eso sí: entran más ingredientes que hacen que las colecciones sean sistemáticamente radiadas (¡Pasarela en Nueva York! ¡Éxito en París! ¡No pasa nada en Bucarest [a menos que acuda una supermodelo y le suceda algo]!). Espero que disculpen haberlo desdeñado.

  16. Conspiración?
    No tengo idea de que habla este gente que me antecede…
    No puedo ver ningun video de repronto!!! Todos se han ido!!!
    No puedo ver absolutamente nada…
    Reportando desde Huddinge, Suecia

  17. En mi opinión es más sencillo: modistos y cocineros pasan a ocupar un espacio televisivo cuando obtienen reconocimiento internacional. En ese momento las televisiones se vuelcan con el fenómeno (con el que toque en el momento) porque ya está bien de ser el hermano pobre-analfabeto, de esa imagen de atraso perpetuo: un triunfador vale más que mil palabras y así ha de educarse el espíritu nacional.

    En el deporte pasa algo parecido, donde futbol aparte, el deporte que lo rompe informativamente es aquel en el que un español triunfa o tiene posibilidades de triunfar: hoy motos, mañana natación sincronizada, ahora golf que parece que ha salido un chaval prometedor, y así hasta la naúsea.

  18. Muy bueno jajjaa.
    Yo lo que he entendido, es que lo que diferencia a un cocinero de diseño de un diseñador…es que de lo que haga el diseñador, alguien con conocimiento estético de la imágen va ha poder decir si eso es una mierda o no, porque solo necesita mirarlo. Por otra parte, no pasará lo mismo con un plato de diseño, porque tiene que probarlo para poder ver si es bueno o no, no basta con una mirada, porque ese diseño no tiene valores estéticos, iconográficos, cromáticos o tipográficos….

  19. No se me enoje, licenciado Repronto, pero éste le que ha quedado flojete. Que no todos van a ser buenos.

  20. Enhorabuena. Muy divertido y práctico.

  21. (A mi no se me ven los vídeos desde mi pc. Misterios. Ningún navegador ama minchinela.com. Por suerte, existe el portátil. Y la universidad)

  22. step parenting advice australia

    Reflexiones de Repronto · » Capítulo 28: “A pedir de boca”

  23. Its excellent as your other posts : D, appreciate it for putting up. “A lost battle is a battle one thinks one has lost.” by Ferdinand Foch.

Añade tu reflexión: