Reflexiones de Repronto · | una videoserie para la generacion audiovisual
 

Capítulo 54: “Persona”

Doctor Repronto - Domingo, 1 de diciembre de 2013, a las 00:01

El conflicto entre la ética y la moral siempre nos ha llamado la atención en el laboratorio. Hay gente que confunde estas dos palabras, pero nosotros usamos la distinción que señalaba Pelayo García Serra:

[El criterio de distinción entre ética y moral se formula] según las dos formas del deber. (…) En el uso ordinario del español el término «moral» supone, de algún modo, la presión de unas normas vigentes en un grupo social dado (mores = costumbres) como lo confirman los sintagmas: «moral burguesa», «moral tradicional» o «moral y buenas costumbres»; mientras que quien declara: «esto lo he hecho por motivos éticos», está aludiendo vagamente a un deber que supone que ha emanado de la «propia intimidad», de su conciencia subjetiva, y no de la inercia y, menos aún, de alguna presión exterior.

De su Diccionario filosófico

El conflicto entre la ética y la moral se ha hecho muy presente en la televisión de los tiempos presentes. La cosa no era facil de abordar, sobre todo respondiendo en las entrevistas. Porque son cosas que están mal pero en cierto modo están bien, y que cuando justificas que están bien queda patente que están mal. En esa situación era necesario soslayar la cuestión y evitar las preguntas. Y se ha hecho… acuñando una frase hecha.

De ello trata esta entrega de Reflexiones de Repronto. Que ustedes la disfruten.

Para descargar el vídeo en tamaño original pulsen aquí
Pueden unirse al grupo facebook aquí

Notas:

– Lo que maneja el Doctor Repronto al principio de esta entrega es el periódico Daily Comic, que se publicó con motivo de la exposición “Periodistas en el comic” de 1989, donde Lois Lane ocupaba un papel principal. Sobre la mesa se ve el volumen “La historia de Superman”, que la editorial Novaro imprimió diez años antes.

– Los eslóganes de seguridad laboral que avisan del riesgo que conllevan las obligaciones están sacados del NO-DO.

– La pareja Álvarez-Ramos se rompió pero Carbonero y Casillas siguen juntos. Eso sí, tras haberse aupado como pareja modelo mediante la narración hiperreal que sucedió durante el mundial de futbol, ahora el cancerbero ha caido momentáneamente en desgracia en los medios deportivos que antes le ensalzaban. Las revistas del corazón, eso sí, no han cedido su apoyo incondicional. La neofolklórica de informativo parece ser una figura que se va a conservar, con distintos relevos, en los años venideros. También el folklore guarda el aliento cambiando de pieles.

___

Este capítulo incluye fragmentos de:

Los videos de Reflexiones de Repronto están protegidos legalmente por Coloriuris. Los detalles de este video en particular vienen detallados aquí.

6 Reflexiones sobre “Capítulo 54: “Persona””

  1. Director Wilkins ha dicho:
    diciembre 2nd, 2013 a eso de las 11:51

    En este artículo de Jabois se añade un ladrillo curioso al tema. Los periodistas valdrían más, por el hecho de no contar. http://www.elmundo.es/elmundo/2013/09/22/opinion/1379809730.html

  2. Jajaja

    Decir que hace ya unos años escribí a la RAE preguntando por “persona humana” que me lo encontraba mucho en un manual de derecho civil y me sangraban los ojos cada vez que lo veía, ¡y me contestaron que era válido! para enfatizar la bondad o gentileza de una persona.

    Desde aquello voy por libre, cero respeto a la RAE.

    Buscaría el email, pero tampoco me parece ético sacar ahora los trapos sucios de la RAE.

  3. francisconixon ha dicho:
    diciembre 31st, 2013 a eso de las 14:22

    “Persona humana” no es redundante porque también están las tres personas divinas: padre, hijo, etc.

  4. francisconixon ha dicho:
    diciembre 31st, 2013 a eso de las 14:25

    (La idea de persona surge de las disputas teoloógicas sobre la Trinidad)

  5. Creo que la redundancia la crea el contexto, “periodo de tiempo” es redundante y, además, de mal gusto si se piensa detenidamente.

  6. fuera de un tratado sobre ginecología quería decir.

Añade tu reflexión: